916 683 680

Muchos metales se asocian a la soldadura TIG (Tungsten Inert Gas), pero el más relacionado con ella es el aluminio, sobre todo en espesores pequeños. Este tipo de soldadura utiliza un arco eléctrico como fuente de energía entre el electrodo y la pieza a soldar con la protección del gas inerte como envoltura. La soldadura de aluminio puede ser llevada a cabo por otros procesos, pero TIG es el utilizado para los calibres más ligeros.

El aluminio cada vez se usa más en la industria de la automoción. Una soldadura TIG es resistente y a la vez visualmente atractiva. Estas características la han hecho muy popular en este sector.

soldadura de aluminio

Ventajas de la soldadura de aluminio TIG

Calidad

La principal ventaja de este tipo de soldaduras es la obtención de cordones más resistentes a la corrosión, más homogéneos y más dúctiles que en el resto de procedimientos. Esto es debido a que el gas protector impide el contacto entre la atmósfera y el baño de fusión.

No requiere fundentes

El proceso de soldado se simplifica mucho.

Acabado

Una de las grandes ventajas de este tipo de soldadura de aluminio es que se obtienen uniones limpias y uniformes. Gracias a la ausencia de proyecciones de material y de humos, y a la movilidad del gas que rodea el arco, el soldador tiene una visión permanente de lo que está haciendo. Esto permite un mayor control y un mejor acabado favoreciendo la calidad de la soldadura.

Para un acabado perfecto bastará con pequeñas operaciones de acabado. Esto repercute de forma positiva en los costes de producción.

soldadura de aluminio

No requiere limpieza posterior

La ausencia de un fundente en el proceso hace que no sea necesaria la limpieza posterior de la pieza.

Puede automatizarse

El proceso de soldadura de aluminio TIG puede ser automatizado, controlando mecánicamente la pistola y/o el material de aporte.